Valentina Quintero a la Real Academia

No, no es una noticia: es una propuesta.

Esta inquieta y dicharachera comunicadora ha hecho un valioso aporte al idioma que deja atrás su gran trabajo por la difusión de los más secretos y valiosos sitios turísticos de nuestro país. Hablo, por supuesto, del uso del adjetivo solidario como sinónimo de barato o razonable (refiriéndose al precio de un producto o servicio).

Seriamente, ¿no se han dado cuenta de que, prácticamente para todo el mundo en Venezuela, algo solidario es algo que se puede pagar, que no está caro? Y me atrevería a decir que no todas las personas que usan la palabra con ese significado saben de Valentina y su programa de TV, Bitácora, o su columna Manual de Ociosidades, su Guía turística o tantas otras exitosas iniciativas. De hecho, yo mismo no solía ver el show de TV. Pero absolutamente todos entendemos cuando alguien nos dice quédate en tal hotel, o compra en tal tiendita, que tiene precios solidarios. Y esta mañana viendo el periódico me conseguí el término en un aviso, describiendo ya no recuerdo qué —pero ciertamente nada asociado con turismo o alguno de los productos de esta industriosa mujer— y me di cuenta de que verdaderamente forma parte ya de nuestra lengua coloquial hablada y escrita.

Cuando uno se va al mataburros de la RAE, éste nos informa que solidario es "adherido o asociado a la causa, empresa u opinión de alguien". Pero... ¿barato? ¿de precio razonable? Vuelves a darle vuelta a la definición del libro y... sí, lo entiendes. Lo que esta mujer ha hecho con el vocablo es darle una vuelta acrobática que le asigna una serie de significados muy ricos: cuando oigo precio solidario veo las posadas y negocitos de los pueblos del interior, veo acuerdo para progresar, colaboración entre servidor y servido, actividad pujante, solidaridad de visitado y visitante para mutuo beneficio... te pongo un precio solidario pues estamos asociados en una causa o empresa común: el país, la región, progresar, echar pa' lante.

La foto es de su website, visítenlo.

Archivado en Etiquetas: , |

5 comentarios:

  1. Ontokita Says:

    por muchos años me "pego" que se crearan o variaran palabras en funcion de una moda o tendencia. Con el tiempo finalmente entendí que el que la lengua esté viva significa que cambie y mute.
    Lo acepto, no lo celebro. (Mucho menos los anglicismos).

    Sobre todo cuando le preguntas a alguEn: "y eso qué significa" y te mira como si le hubieses mentado la madre.

  2. LuisBond Says: Este comentario ha sido eliminado por el autor.
  3. LuisBond Says:

    Jeje eso de "solidario" es algo ke hasta yo utilizo y un gentio lo usa. Igual, hay muchos modismos ke no se sabe de donde salieron y ke DEBERIAN estar registrados como "tipo trankilo", "resolver" -si, ese "bueno, resuelve como puedas"- y demas...

    Saludos!!

    PD: Gracias por agregarme a tus links!! Ya te agrego a los mios!

  4. Qx Says:

    Entiendo, onto, de tu resquemor... yo mismo lo siento ante cada "neopalabra" ( <--- je, je, aumque parece que no tanto, ¿no?) que luego termina plácidamente aceptada. Aunque creo que se puede y debe distinguir entre esas que poco a poco calan en el Lenguaje, así con mayúscula, y las que efervecen por una época y mueren, como esas expresiones que algún personaje de TV introduce, invariablemente olvidadas a la vuelta de unos pocos meses.

    Fíjate que, incidentalmente y sin relación con lo que escribí en este post, me hallo hoy leyendo el site de una tal American Dialect Society, una agrupación que estudia, registra, clasifica (todas actividades tan inherentemente gringas) las palabras que nacen y mueren en sus medios año tras año. Interesantísimo: tienen hasta una votación anual para "palabra del año" y todo... ¿Tal vez esa movilidad y disposición a entender ese inevitable fenómeno es lo que nos falta por estas tierras? ¡Luis, te oigo, cuando Proust te deje un tiempito nos ponemos en eso! Je, je...

    Gracias por comentar, visitar...

  5. AquaJcho Says:

    Al parecer el significado que se lee de "solidario" es: como todos estamos pelando,yo pongo un precio bajo para que tu pagues menos, esa es nuestra causa. Eso conlleva el hecho de aceptar sin más la disminución de la calidad de vida, cosa a la que hay que combatir. Quizá para mi, los problemas fonéticos o linguisticos no son tan grandes como el hecho de promocionar el consumo de sopa de tortuga y otars bestialidades ecológicas!!!